jueves, 11 de junio de 2015

¡Evangelizando en las Redes!




El evangelio de hoy (Mateo 10, 7-13) sigue siendo tan actual, como lo es nuestra misión de hijos de la Iglesia:

"Jesús dijo a sus apóstoles:
Por el camino, proclamen que el Reino de los Cielos está cerca.
Curen a los enfermos, resuciten a los muertos, purifiquen a los leprosos, expulsen a los demonios. Ustedes han recibido gratuitamente, den también gratuitamente."

Esta mañana he tenido la oportunidad de compartir sueños y proyectos con amigos blogueros católicos de otras tierras, muy lejanas a la nuestra, pero unidos con el mismo corazón y Espíritu, que es quien nos impulsa en esta labor evangelizadora en las redes digitales. 




¡Cuánta necesidad hay en el mundo de dar a conocer el amor de Cristo!
¡Cuánto bien hacemos a la Iglesia con nuestras oraciones y apoyo al Papa!
No imaginamos muchas veces, el poder de la comunión entre hermanos, que no conoce fronteras y se plasma a través de medios como la Internet.

Volver al ambiente de "Blogueros con el Papa" después de algunos meses de haber estado distante, es como respirar aire nuevo y sentirme animada por hermanos que comparten la misma fe, pero sobre todo, también están en el mundo y conocen las dificultades que muchas veces se presentan al profesar esta fe. Sin embargo, nos llena la misma alegría y confianza, al abandonarnos en la misericordia y amor infinito de Cristo. Será mediante su gracia y bajo el amparo de María, que podremos nuevamente ver realizados nuestros proyectos.






5 comentarios:

Salvador Pérez Alayón dijo...

Gracias compañera, por esta palmadita desde Hondura, cuando aquí es ya noche entrada y ahí reluce el día. El tiempo es distante, pero el Espíritu en el Señor desconoce la hora, el lugar y las circunstancias. En Él todo es plenitud.

Maria del Rayo dijo...

AMÉN IRINA, EL SEÑOR NOS UNE Y NOS REÚNE!!

Mariajosefina Gonzalez dijo...

Es siempre una alegría... Estar con quienes se comparte la fe y la fidelidad al Papa. Dios continúe llenando a todos de su Espíritu para que BceP siga adelante. Besos Irina.

Salvador Pérez Alayón dijo...

¡Lo que hacen los encuentros! Unos minutos y experimentamos que ardían nuestros corazones. ¿No experimentaron eso los discípulos caminos de Emaús? Y es que el Señor estaba entre nosotros. Su Palabra siempre se cumple y nos ha dicho: Dónde dos o más se reúnen en mi Nombre, allí estoy yo con ellos.

Nestor Mora dijo...

Siempre es una milagro encontrarse y compartir un rato. Aunque sea un rato virtual, el Señor sabe hacerse presente. Saludos :D